In Color, Formación, Noticias, Sin categoría, Teoría del color

Sí, el uso exagerado del color blanco es un error histórico. Vaya por delante: el blanco es un color. Un tono acromático si queremos, pero un color al fin y al cabo. Un color precioso, inspirador, y casi necesario en nuestro entorno. Pero la idealización de este en el diseño está fundamentada en hecho históricos malinterpretados. Os explicamos la intrahistoria de todo esto.

Escultura Laocoonte y sus hijos

Escultura “Laocoonte y sus hijos”

 

El color blanco, un error histórico

En 1506, el equipo de trabajo del famoso artista Miguel Ángel encontró, durante unas excavaciones, un grupo escultórico que databa de la época de dominio griego. Se trataba de la impresionante escultura “Laocconte y sus hijos” que en su momento fue propiedad de Nerón, y que presentaba un aspecto blanco impoluto e imponente. Siendo que por entonces se asociaba los fundamentos de nuestra democracia y de nuestro pasado más racional con la época grecorromana, se generó en consecuencia la idea de que el blanco era la máxima representación de todo ello. Y por eso, desde ese momento, se asocia la perfección estética del arte con el blanco más puro. Todos los artistas empezaron entonces a utilizar el blanco en sus diseños, a hacer estatuas y otras obras en blanco durante siglos.

Mucho después, cuando finalizó la Guerra de Independencia de los Estados Unidos en 1776, George Washington como primer presidente mandó construir una ciudad planificada que serviría como capital, y que fue nombrada en su honor. Washington quería mostrarse como un verdadero emperador romano, e igualando el blanco al concepto de la democracia, ordenó diseñar toda la ciudad en blanco. Y así siguen luciendo sus principales monumentos y construcciones hoy en día.

Estatua de Octavio Augusto y Sarcófago de Alejandro Magno, actualidad frente a original

Estatua de Octavio Augusto y Sarcófago de Alejandro Magno, actualidad frente a original

 

La realidad marca el uso de tonos cromáticos

Seguimos avanzando en la Historia. En 1882 unos historiadores encontraron la escultura “Kore del Peplo” bajo el Partenón, en una cueva a refugio de la luz solar durante siglos. La principal diferencia de esta, frente a otras ya encontradas con el tiempo, es que presentaba un acabado multicolor y unos tonos muy vivos pese a contar con más de 2.000 años de antigüedad. El color original se había conservado. Fue entonces cuando la Historia cambió, al descubrir que en la antigüedad se utilizaba enormemente el color. Griegos y romanos eran amantes de los colores llamativos, y los utilizaban como símbolo de poder, riqueza y belleza. Algo que supuso una tremenda sorpresa en el momento, y que incluso hoy en día sorprende a quien lo descubre. Un relevante concepto histórico absolutamente basado en un gran malentendido.

Así eran las estatuas en la Antigüedad. Por lo que si nos referimos a la Antigua Grecia o al Imperio Romano como la máxima representación de la perfección estética a través de sus obras de arte… inevitablemente tendremos que hablar de color, dado que la perfección inmaculada del blanco es una sensación equivocada que arrastramos desde hace más de cinco siglos.

Los primeros en sumarse a esta tendencia son curiosamente los escandinavos (siendo NCS Colour de origen sueco), ya que el actual diseño escandinavo está principalmente basado en el blanco. Tiene una explicación lógica, dado que son países muy oscuros y con muy poca luz, con un paisaje monocromático gran parte del año, y tratan de paliar este déficit a través de un interiorismo minimalista y suave. Pero curiosamente, también el diseño escandinavo tradicional estaba lleno de color, de tonos muy intensos principalmente. Entonces el diseño con color se limitaba a la gente con poder económico, y el blanco sólo lo utilizaba quien no podía optar más. El que tenía dinero, aquel que valoraba disponer de un diseño atractivo y a la última, apreciaba enormemente el uso del color. Lo que refuerza todavía más la idea de que el color blanco sea un error histórico.

Diseño Tradicional Escandinavo

Colorido diseño Tradicional Escandinavo

 

Blanco sí, pero con conocimiento de causa

Una de nuestras misiones es tratar de volver a cambiar la mentalidad de la gente, para volver a valorar que el color es bueno y atrayente, con grandes beneficios si se elige y combina bien. El blanco está bien, casi necesario según dónde se use, y con bellos resultados cuando es elegido adecuadamente; pero los tonos cromáticos lo son igualmente. Conocer más sobre la selección y combinación del color nos ayuda a elegir colores conscientemente, a acertar con nuestra elección. A no reducir nuestra gama sólo al blanco o a los blancos rotos, ya sea por miedo a equivocarnos o a no saber defender nuestra paleta cromática ante la mirada o las preguntas de los demás.

El Sistema NCS facilita todo esto, ayuda a entender mejor el color. Aporta elementos que son clave para la correcta selección, combinación y especificación del mismo. Es una herramienta necesaria para todo aquel que trabaje con el color y que queremos daros a conocer y en concreto hoy, el color blanco y la escala de grises según el Sistema NCS. Si tenéis ganas de saber más o queréis afianzar vuestros conocimientos en la materia, visitad nuestra nueva sección sobre Colores Neutros en la NCS Academy. 

O también podéis ver el vídeo sobre el Sistema NCS en nuestro canal de Youtube, dónde explicamos el funcionamiento de NCS como lenguaje de comunicación.

 

 

Compartir artículo
Recommended Posts
0
X