In Aula técnica

El Sistema NCS es un lenguaje de notación de colores de gran implantación a nivel mundial, y de uso en múltiples sectores, pero especialmente en el de la decoración. Desde que el Instituto Escandinavo de Color lo lanzara al mercado tras numerosas investigaciones científicas, hace ya más de 50 años, el Natural Colour System ayuda a todo profesional con necesidades relativas al color en el día a día.

 

Desde la elección hasta la especificación, pasando por la combinación y comunicación de un color, elegir NCS es elegir consistencia y seguridad en nuestros proyectos y diseños. Puesto que todas las fábricas de pintura trabajan con la carta NCS en sus tiendas, esta se ha convertido en el estándar de color en España. Uno puede elegir su referencia NCS preferida y conseguir la pintura con este color en cualquier punto de venta.

Esto garantiza al prescriptor que el color elegido en su proyecto es el que finalmente será aplicado en obra, y no el más próximo, evitando un sobrecoste o imprevistos de última hora.

 

Pero no se queda ahí, ya que una de las principales ventajas de trabajar con el sistema NCS es la de conseguir gamas cromáticas armónicas muy fácilmente. Gracias a haberle dado una referencia lógica a cada color (por eso es un Sistema de notación de colores), cualquiera puede conseguir las combinaciones más interesantes. A través de la propia referencia NCS, uno puede encontrar el color que más combina con el que ya se ha elegido. Sea por Cromaticidad, Negrura, Matiz o Tono, según nos interese o según el gusto del cliente final, el código NCS facilita la obtención de una paleta a nuestro gusto.

 

 

Por ejemplo, partiendo de este mismo color, el NCS S 1050-Y90R (ver la presentación del Sistema NCS para saber interpretar esta referencia), podríamos fácilmente obtener las siguientes combinaciones de color.

1.- Con el mismo Matiz, 1050, el color elegido combina con sus homónimos de las diferentes familias. Esto resulta muy útil para conseguir la combinación ideal entre colores con tonos diferentes.

Dos colores con el mismo Matiz (1050) de dos familias dferentes (Y80R y G50Y) al color en cuestión

 

2.- Con la misma Negrura, 10%, colores de distintas familias pueden funcionar muy bien juntos, a la hora de combinar colores subiendo la intensidad  del color elegido.

Colores con la misma negrura (10%) de dos familias distintas (Y80R y R70B) de la del color en cuestión

 

3.- Colores que tienen el mismo Tono, que pertenecen a la misma familia pues (en el ejemplo de más abajo, Y70R), van a permitir tener una paleta de colores uniforme, según se busque un color más pastel, oscuro, o cromático, pero siempre dentro de la misma gama cromática.

Colores con el mismo Tono (Y70R), pertenecientes pues a la misma familia, son colores que van a funcionar bien juntos.

 

 

 

 

Una manera más práctica para entender todo esto es planteando un caso real de nuestro día a día.

Un cliente elige un color para una pared, el NCS S 1050-Y90R por seguir con el mismo ejemplo del inicio, pero tenemos una columna en medio a la que decidimos subirle 1 ó 2 tonos para darle un toque de carácter a la estancia. Es tan fácil como subirle la Negrura del 10% al 20% ó 30%, según gustos, o la Cromaticidad del 50% al 60% o 70%, por plantear las dos opciones más fáciles. Con esto conseguimos combinar el color de la manera más sencilla.

 

O, yendo todavía un paso más lejos, la pared de al lado la quiere de otro tono pero que combine con este mismo color, el NCS S 1050-Y90R; pues tan sencillo como elegir un color de la familia del gusto de nuestro cliente que tenga el mismo matiz, como por ejemplo serían el NCS S 1050-Y80R o el NCS S 1050-G50Y, tal y como se muestra en los apartados de más arriba.

 

Estos serían dos proyectos trabajados en base a estas combinaciones:

Combinación de 3 colores según las propuestas iniciales: subiendo Negrura y Cromaticidad, y con mismo Matiz 

 

Combinación de colores según las propuestas anteriores, pero añadiendo además el NCS S 3060-G50Y.

 

Estas son sólo algunas de las ventajas de trabajar con NCS, que a diferencia de otras cartas de colores como la Ral o la Pantone tiene grandes ventajas gracias a la codificación de sus colores.

No, NCS no es una pantonera sino una carta de colores… de hecho, ¡es mucho más que eso! como esperamos haber sabido transmitir a través de este artículo.

 

 

Esperamos que esta información sea de vuestro agrado, y os ayude a elegir colores muy rápidamente, pudiendo así darle un valor añadido adicional al trabajo de cara al cliente como asesor del color, para ofrecer la máxima profesionalidad gracias al Sistema NCS.

 

En cualquier caso, no dudéis en contactarnos para obtener más información por correo (ncscolour@idecolor.com) o teléfono (96.356.37.38).

Compartir artículo
Recent Posts
0
X

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Cartel informativo de cookies:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar la navegación del usuario y obtener estadísticas de uso de sus visitantes. La Ley exige que contemos con tu consentimiento o una acción positiva, como es la navegación por la web, para instalarlas. Si deseas obtener más información, comprueba nuestra Política de Cookies.

Cerrar